Bolsa de Trabajo

El Verano como Periodo de Autoreflexión

Los meses de Enero y Febrero por lo general vienen con menos tensión y carga laboral que otros meses del año; si bien estamos arrancando un nuevo ciclo, al ser época de vacaciones la ciudad aún no termina de activarse en su 100% y esto le provee un respiro a algunos sectores de la industria y con ello a sus empleados.

Teniendo esto en cuenta, podemos aprovechar estos meses de verano para replantearnos en qué lugar de nuestra vida laboral estamos; si es ahí donde deseamos permanecer, que miras a futuro tenemos, si nos gusta el trabajo en el que nos encontramos o es momento de ir en busca de una nueva oportunidad; nos cuestionamos nuestros ingresos, analizamos posibles alternativas para incrementarlo, hacemos un balance de lo que fue nuestro año a nivel laboral y esto nos despeja ciertas dudas y nos abre otras.

De esta forma nuestra cabeza se completa de información que teníamos pero esta vez de un modo más ordenado, podemos entendernos, saber que nos pasa a nivel personal con respecto a nuestro trabajo y puede ser un buen impulso para actuar, para ir en busca de aquello con lo cual anhelamos, de animarnos y atrevernos a tomar ciertas decisiones que por el trajo del día a día fueron quedando relegadas.

Les deseo mucha suerte en este camino de búsqueda personal y laboral, requiere de muchas agallas seguirlo pero solo los valientes pueden sentirse completos al final del día.

Los meses de Enero y Febrero por lo general vienen con menos tensión y carga laboral que otros meses del año; si bien estamos arrancando un nuevo ciclo, al ser época de vacaciones la ciudad aún no termina de activarse en su 100% y esto le provee un respiro a algunos sectores de la industria y con ello a sus empleados.

Teniendo esto en cuenta, podemos aprovechar estos meses de verano para replantearnos en qué lugar de nuestra vida laboral estamos; si es ahí donde deseamos permanecer, que miras a futuro tenemos, si nos gusta el trabajo en el que nos encontramos o es momento de ir en busca de una nueva oportunidad; nos cuestionamos nuestros ingresos, analizamos posibles alternativas para incrementarlo, hacemos un balance de lo que fue nuestro año a nivel laboral y esto nos despeja ciertas dudas y nos abre otras.

De esta forma nuestra cabeza se completa de información que teníamos pero esta vez de un modo más ordenado, podemos entendernos, saber que nos pasa a nivel personal con respecto a nuestro trabajo y puede ser un buen impulso para actuar, para ir en busca de aquello con lo cual anhelamos, de animarnos y atrevernos a tomar ciertas decisiones que por el trajo del día a día fueron quedando relegadas.

Les deseo mucha suerte en este camino de búsqueda personal y laboral, requiere de muchas agallas seguirlo pero solo los valientes pueden sentirse completos al final del día.

Compartilo: 
Suscribite para recibir ofertas de empleo y otras novedades DelaCole: