Bolsa de Trabajo

¿Cuánto vale mi trabajo?

Cuando nos postulamos para cubrir un puesto laboral o cuando debemos trasmitirle a un cliente los honorarios pretendidos para nuestro trabajo, es posible que vacilemos al momento de determinar la cifra. El deber auto asignarnos un valor suele ser una compleja tarea.

Y aquí es donde entra en juego las características particulares de cada postulante.

Quien tenga una baja autoestima posiblemente deba primero superar el sentir que no califica para el puesto (aunque en realidad lo haga) antes de poder indicar un valor posiblemente bajo o bien acepte lo sugerido por su cliente.

En cambio habrá también quien posea una autoestima alta y sienta que sus clientes no le retribuyen económicamente por la excelente laboral que realiza y el producto de calidad que ofrece.

Obviamente, existen en el medio muchas otras alternativas.

Lo cierto es que el cliente o entrevistador aguardará que respondas a su consulta: ¿Cuánto crees que vales?

Ante ese interrogante muchas personas sienten temor traducido en titubeo, pánico, taquicardia, palpitaciones, sudoración y trastornos estomacales, entre otros.

Te brindamos algunos Tips para que puedas dar con esa cifra sin padecer trastornos indeseados:

  • En primer lugar debes llegar preparado. Es decir, conocer sobre el potencial empleador y averiguar cuánto ofrece el mercado para un puesto o una tarea similar a la requerida.
  • Honorarios Ofrecidos: Puede suceder que el cliente o entrevistador te haya manifestado los honorarios destinados para la vacante que deseas cubrir. Por lo general, suelen estar dispuestos a incrementar lo ofrecido si creen haber dado con el candidato ideal. Es importante que consultes de qué forma está compuesto el salario (bruto y neto).
  • Abre el espacio para la negociación. Al monto que consideres solicitar por tu servicio debes saber qué porcentaje estás dispuesto a reducir, en caso que te lo soliciten o bien saber si estás dispuesto a agregar otras tareas por esos mismos honorarios.
  • Puedes pautar incrementos a futuro. Acuerda actualizar tus honorarios por periodos determinados, conforme al parámetro existente al momento de su vencimiento.
  • ¿Cuanto vales? A la hora de fijar tus honorarios debes tener también en claro tus necesidades y expectativas económicas. Ponle un costo a tu hora de trabajo y multiplícalo por la cantidad de horas que deberás destinarle, ese será tu valor.
  • No vaciles. Muéstrate seguro. Demuéstrales que vales lo que pides. 

 Por más vueltas que le des al asunto, una vez que les trasmitas los honorarios pretendidos es posible que sientas que has pedido poco dinero, si lo aceptan o mucho, si rechazan tu oferta.

El fijar cuánto valor tiene nuestro trabajo es una tarea compleja que se va aprendiendo a través del conocimiento de lo que se paga en el mercado y desde la experiencia personal.  

 

Romina Gluck
Periodista
ar.linkedin.com/in/rominagluck/

Compartilo: 
Suscribite para recibir ofertas de empleo y otras novedades DelaCole: